Domicilio Social: Definición y diferencias con el domicilio fiscal

Índice

El domicilio social es un término comúnmente utilizado en el ámbito empresarial y legal para referirse a la dirección donde una empresa tiene establecida su sede y lleva a cabo sus actividades principales. 

Aunque puede parecer similar al domicilio fiscal, existen diferencias importantes entre ambos conceptos.

En este artículo, exploraremos en detalle qué es el domicilio social, cómo se diferencia del domicilio fiscal y responderemos a las preguntas más comunes relacionadas con este tema.

¿Qué es el domicilio social?

El domicilio social se define como la ubicación específica donde una empresa lleva a cabo su actividad principal, así como las tareas esenciales de gestión y administración.

No es simplemente una dirección, sino el corazón operativo y administrativo de la entidad.

Es imperativo que el domicilio social esté claramente especificado en las escrituras de la empresa, garantizando así su legalidad y formalidad.

Además, esta dirección se registra en el Registro Mercantil, lo que lo convierte en información de dominio público, proporcionando transparencia y confianza a todos los interesados en la actividad de la empresa.

¿Diferencia entre domicilio fiscal y social?

En el ámbito empresarial, es esencial conocer y diferenciar entre el domicilio social y el domicilio fiscal.

Aunque en muchas ocasiones estos dos términos puedan coincidir, legalmente tienen definiciones y propósitos distintos.

  • Domicilio Social: Según la Ley de Sociedades de Capital, el domicilio social se refiere al lugar donde una empresa tiene su sede y donde se desarrolla su actividad principal. Es, por así decirlo, la “cara” de la empresa ante el mundo, ya que es la dirección que aparece en el Registro Mercantil y es de conocimiento público. Es el lugar donde se toman las decisiones estratégicas y donde, en teoría, se encuentra el centro de operaciones de la entidad.

  • Domicilio Fiscal: Este término está definido por la Ley General Tributaria. El domicilio fiscal es la dirección que una empresa o individuo proporciona a la Administración Tributaria como su lugar de referencia para todas las cuestiones tributarias. Es el lugar donde la empresa recibe notificaciones oficiales de Hacienda y, a diferencia del domicilio social, no es de conocimiento público. Es fundamental para determinar la jurisdicción fiscal y las obligaciones tributarias correspondientes.

Aunque ambos domicilios pueden coincidir, especialmente en el caso de pequeñas empresas o autónomos, no es una obligación.

Una empresa podría tener su domicilio social en una ciudad y su domicilio fiscal en otra.

Es crucial que las empresas mantengan actualizada esta información.

La Agencia Tributaria y la Seguridad Social deben estar al tanto de ambos domicilios, ya que son esenciales para la asignación del Número de Identificación Fiscal (NIF) y para garantizar el cumplimiento de las obligaciones tributarias y de seguridad social de la entidad.

¿Cuál es el domicilio social de una persona física?

El término “domicilio social” se utiliza principalmente en el contexto de las empresas y entidades jurídicas para referirse a la dirección oficial donde tienen su sede principal.

Sin embargo, en el caso de las personas físicas, no se habla de “domicilio social”, sino simplemente de “domicilio”.

El domicilio de una persona física se refiere al lugar donde una persona reside de manera habitual y estable. Es el lugar donde la persona vive y al que, en caso de ausencia temporal, tiene intención de regresar.

Este domicilio tiene relevancia legal y es el que se utiliza para diversas cuestiones, como el empadronamiento, la jurisdicción competente en caso de litigios, entre otros aspectos.

Es importante diferenciar entre el domicilio de una persona física y otros conceptos relacionados, como el domicilio fiscal.

El domicilio fiscal es la dirección que una persona, ya sea física o jurídica, proporciona a la Administración Tributaria para fines fiscales y es donde recibe las notificaciones relacionadas con sus obligaciones tributarias.

En resumen, el domicilio de una persona física es su residencia habitual, mientras que el domicilio social es un término que se aplica a empresas y entidades jurídicas para indicar su sede principal.

¿Y el de un autónomo?

El domicilio social es un concepto que se refiere a la localización oficial de una empresa o entidad en términos legales y administrativos.

En el caso de los autónomos, el término puede tener un matiz ligeramente diferente en función de cómo desarrolle su actividad el profesional.

Para un autónomo, el domicilio social será:

  • Domicilio particular: Si el autónomo trabaja desde su casa o no tiene un local específico para su actividad, su domicilio particular puede considerarse como su domicilio social. Es decir, es el lugar donde desarrolla su actividad profesional de manera habitual.

  • Local o establecimiento comercial: Si el autónomo tiene un local, oficina, taller o cualquier otro espacio físico donde realiza su actividad, ese será su domicilio social.

Es importante diferenciar el domicilio social del domicilio fiscal.

El domicilio fiscal es la dirección que el autónomo proporciona a la Administración Tributaria y es donde recibe las notificaciones oficiales.

En muchos casos, para los autónomos, el domicilio social y el fiscal pueden coincidir, pero no necesariamente tiene que ser así.

Por ejemplo, un autónomo puede tener su domicilio fiscal en su vivienda habitual y el domicilio social en el local donde desarrolla su actividad.

Es esencial que el autónomo mantenga actualizada esta información y la comunique a los organismos pertinentes, como la Agencia Tributaria o el Registro Mercantil, en caso de cambios.

¿Cómo cambiarlo en Hacienda?

El cambio de domicilio social de una empresa es un proceso que implica una serie de pasos administrativos y legales.

Si estás pensando en realizar este cambio en España y necesitas notificarlo a Hacienda, aquí te detallamos los pasos a seguir:

  1. Modificación de los Estatutos Sociales: Antes de notificar a Hacienda, es esencial que se modifiquen los estatutos de la empresa para reflejar el nuevo domicilio social. Esta modificación debe ser aprobada en una Junta General de Socios o Accionistas y posteriormente elevada a escritura pública ante notario.

  2. Registro Mercantil: Una vez modificados los estatutos, es necesario inscribir el cambio en el Registro Mercantil correspondiente al nuevo domicilio. Para ello, se debe presentar la escritura notarial que refleja la modificación.

  3. Comunicación a la Agencia Tributaria: Tras registrar el cambio en el Registro Mercantil, debes comunicarlo a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). Para ello:

    • Accede al portal de la AEAT y entra en el apartado de “Censos, NIF y domicilio fiscal“.
    • Utiliza el modelo 036 o 037, según corresponda, para notificar el cambio de domicilio. En estos formularios, deberás rellenar las casillas correspondientes al nuevo domicilio social.
    • Es posible realizar este trámite de forma electrónica si dispones de firma digital o certificado electrónico.
  4. Documentación a Presentar: Junto con el modelo 036 o 037, es posible que Hacienda te solicite una copia de la escritura notarial que refleja el cambio de domicilio y el certificado del Registro Mercantil.

  5. Confirmación del Cambio: Una vez presentada toda la documentación y realizados los trámites, Hacienda procederá a actualizar tus datos fiscales. Es recomendable verificar en el censo de la AEAT que el cambio se ha efectuado correctamente.

  6. Otros Organismos: No olvides notificar el cambio de domicilio a otros organismos o entidades con los que la empresa tenga relación, como la Seguridad Social, proveedores, bancos, entre otros.

¿Cambio de domicilio social?

El cambio de domicilio social es un proceso administrativo y legal que toda empresa puede enfrentar en algún momento de su trayectoria.

Se trata de la modificación oficial de la dirección en la que una entidad tiene registrada su sede principal y donde, en teoría, desarrolla sus actividades más relevantes.

Motivos para el Cambio.

Las empresas pueden decidir cambiar su domicilio social por diversas razones:

  1. Expansión o reestructuración empresarial: Una empresa en crecimiento puede necesitar unas instalaciones más grandes o adecuadas a su nueva realidad. Asimismo, en procesos de fusión, absorción o reestructuración, puede ser conveniente centralizar la sede en un lugar estratégico.

  2. Optimización fiscal: Algunas regiones o países ofrecen ventajas fiscales que pueden resultar atractivas para las empresas. El traslado a estas zonas puede suponer un ahorro significativo en impuestos.

  3. Mejora logística: La proximidad a proveedores, clientes o infraestructuras clave (puertos, aeropuertos, nodos de transporte) puede ser un factor determinante para el cambio de domicilio.

  4. Adaptación a cambios normativos: En ocasiones, las leyes o regulaciones pueden hacer más atractivo establecer el domicilio social en determinadas áreas geográficas.

Procedimiento Detallado para el Cambio de Domicilio Social de una Empresa

El domicilio social es un elemento crucial en la identidad de una empresa, ya que determina su localización oficial y es el punto de referencia para cuestiones legales y fiscales.

Cambiarlo implica seguir un procedimiento específico para garantizar que se cumplan todas las normativas y obligaciones legales.

A continuación, se detallan los pasos a seguir:

  1. Propuesta de Cambio:

    • Inicio: Todo comienza con una propuesta formal para cambiar el domicilio social.
    • Presentación: Esta propuesta puede ser presentada por el Consejo de Administración o, en algunos casos, por un determinado porcentaje de accionistas, según lo que estipulen los estatutos de la empresa.
  2. Convocatoria a Junta:

    • Notificación: Tras recibir la propuesta, se debe convocar a una Junta General de Accionistas. Esta convocatoria debe realizarse con suficiente antelación y notificarse a todos los accionistas.
    • Orden del Día: En la convocatoria, se debe especificar claramente el cambio de domicilio social como uno de los puntos a tratar.
  3. Votación en la Junta:

    • Debate: Durante la junta, se discutirán los motivos y las implicaciones del cambio propuesto.
    • Decisión: Posteriormente, los accionistas procederán a votar. Para que el cambio sea aprobado, es necesario alcanzar la mayoría, que puede ser simple o cualificada, según lo determinen los estatutos de la empresa.
  4. Registro del Cambio:

    • Documentación: Una vez que la junta aprueba el cambio, es esencial formalizarlo. Esto implica modificar los estatutos de la empresa y preparar el acta correspondiente.
    • Registro Mercantil: El siguiente paso es registrar el cambio en el Registro Mercantil donde esté inscrita la empresa.
    • Informar a la Agencia Tributaria: Es crucial notificar el cambio de domicilio social a la Agencia Tributaria y a cualquier otro organismo relevante, para asegurarse de que todas las comunicaciones y obligaciones fiscales se dirijan al nuevo domicilio.

¿Cuántos domicilios sociales puede tener una empresa?

Una empresa puede tener un único domicilio social principal registrado en el registro mercantil.

Sin embargo, es posible que una empresa establezca sucursales o filiales en otras ubicaciones, las cuales pueden tener direcciones físicas distintas.

Estas sucursales o filiales no se consideran domicilios sociales independientes, ya que están vinculadas al domicilio social principal y deben estar debidamente registradas. El domicilio social principal es el que prevalece a efectos legales y fiscales.

¿Cuánto cuesta cambiar el domicilio social de una empresa?

El costo de cambiar el domicilio social de una empresa puede variar dependiendo de diversos factores, como el país, la jurisdicción y el tipo de empresa.

En algunos casos, puede requerir el pago de tasas administrativas y honorarios profesionales si se solicita asesoramiento legal o fiscal.

Es recomendable consultar a un especialista en temas legales y fiscales para obtener una estimación precisa de los costos asociados al cambio de domicilio social de una empresa.

¿Quién tiene la Autoridad para realizar el cambio?

El domicilio social es una característica esencial de cualquier empresa, ya que determina su ubicación oficial y es el punto de referencia para cuestiones legales y fiscales.

Pero, ¿Quién tiene el poder de decidir un cambio en este domicilio?

Órganos Competentes para la Modificación del Domicilio Social

  • Junta General de Accionistas: En la mayoría de las sociedades, especialmente en las sociedades anónimas, es la Junta General de Accionistas el órgano supremo que tiene la facultad de decidir sobre el cambio de domicilio social. Los accionistas, en función de su participación en el capital social, votan y deciden si se lleva a cabo el cambio propuesto.

  • Consejo de Administración: En algunas empresas, y dependiendo de lo que establezcan sus estatutos, el Consejo de Administración puede tener delegada la competencia para cambiar el domicilio social dentro del mismo término municipal. Sin embargo, si el cambio propuesto es a otro municipio o incluso a otra provincia o país, generalmente requerirá la aprobación de la Junta General de Accionistas.

¿Cómo cambia en la Seguridad Social?

Cambiar el domicilio social que figura en la Seguridad Social es un procedimiento esencial para las empresas que deciden trasladar su sede.

Este cambio garantiza que todas las comunicaciones y notificaciones de la Seguridad Social se realicen correctamente al nuevo domicilio.

A continuación, te explico cómo llevar a cabo este trámite:

Pasos para Cambiar el Domicilio Social en la Seguridad Social:

  1. Documentación Necesaria:

    • CIF de la Empresa: Es el Código de Identificación Fiscal de la entidad.
    • Escritura de Modificación: Documento que acredita el cambio de domicilio social, debidamente inscrito en el Registro Mercantil.
    • Modelo TA.6: Es el formulario oficial para solicitar el cambio de domicilio en la Seguridad Social.
  2. Vía Electrónica:

    • Acceso al Portal: Ingresa al portal oficial de la Seguridad Social (www.seg-social.es).
    • Certificado Digital: Para realizar el trámite online, es necesario contar con un certificado digital o sistema de identificación electrónica.
    • Sección: Una vez dentro, accede a la sección “Empresas” y busca la opción de cambio de domicilio social.
    • Formulario: Rellena el modelo TA.6 con los datos solicitados y adjunta la documentación necesaria.
  3. Presencialmente:

    • Cita Previa: Solicita una cita previa en la Tesorería General de la Seguridad Social más cercana.
    • Documentación: Acude con toda la documentación necesaria.
    • Formulario: En la oficina, te proporcionarán el modelo TA.6 que deberás completar con los datos actuales y los nuevos.
  4. Confirmación del Cambio:

    • Una vez realizado el trámite, ya sea de forma electrónica o presencial, la Seguridad Social procesará la solicitud y, tras verificar la información, confirmará el cambio de domicilio social.

Es importante realizar este trámite lo antes posible tras el cambio de domicilio social para evitar posibles inconvenientes o sanciones

Comparte en tus redes sociales.

Scroll al inicio
×

Hola! preguntame.

×