Plan General Contable (PGC)

Índice

El Plan General Contable (PGC) se erige como el pilar fundamental de la contabilidad en España.

Este marco normativo, que tiene su origen en la voluntad gubernamental, establece las directrices y normas contables que todas las empresas del país deben seguir al pie de la letra. Pero, ¿por qué es tan crucial este documento?

Publicado en el Boletín Oficial del Estado, el PGC no es un mero conjunto de recomendaciones, sino un texto oficial y de carácter obligatorio. Su existencia garantiza que, independientemente del tamaño o sector de una empresa, todas sigan un patrón común al registrar sus operaciones económicas.

Esta uniformidad es esencial para que los estados financieros de las empresas sean comparables y reflejen de manera precisa su situación económica.

El Plan General Contable que rige en la actualidad proviene del Real Decreto 1514/2007, aprobado el 16 de noviembre de 2007.

Aunque la contabilidad es una disciplina que ha existido desde tiempos antiguos, la realidad económica y financiera es dinámica y cambia con el tiempo.

Por ello, este PGC del 2007 incorporó cambios significativos, adaptándose a las nuevas realidades del mundo empresarial y a normativas internacionales.

Pero, ¿quién está detrás de la elaboración de este marco normativo tan detallado?

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) es el encargado de esta titánica tarea.

Este organismo, que trabaja de la mano con el Ministerio de Economía y Hacienda, tiene la misión de garantizar que la contabilidad de las empresas en España sea no solo precisa, sino también clara y comprensible para cualquier persona, independientemente de su formación o experiencia en el ámbito contable.

El objetivo principal del PGC es claro: que todas las empresas españolas reflejen en sus anotaciones contables una imagen fiel de su realidad económica.

De esta manera, se evita que las entidades puedan presentar estados de cuentas que desfiguren, ya sea por acción u omisión, su verdadera situación financiera.

Características del Plan General Contable:

  • Normativa vigente: El PGC es el marco normativo que rige la contabilidad en España. Se actualiza periódicamente para adaptarse a los cambios en el entorno económico y financiero.

  • Herramienta de consulta: Para los profesionales del ámbito contable, el PGC es un recurso esencial. Ayuda a resolver dudas, clarificar procesos y asegurar que las cuentas anuales se presenten de forma coherente y transparente.

  • Establece principios contables: El PGC define y detalla los principios contables que deben seguirse en España, garantizando así que las empresas presenten información financiera de manera uniforme.

Otros reglamentos y principios contables en España:

Aunque el PGC es la principal referencia en materia contable en España, existen otros marcos y documentos que también influyen en la contabilidad:

  • PCGA (Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados): Estos son un conjunto de normas y criterios establecidos por instituciones académicas y profesionales. Aunque no tienen el mismo peso legal que el PGC, son ampliamente respetados y seguidos en la práctica contable.

  • Código de Comercio y legislación mercantil: Estas leyes establecen las bases legales para las operaciones comerciales en España, incluidas muchas de las transacciones que se reflejan en la contabilidad de las empresas.

El Plan General Contable es la piedra angular de la contabilidad en España, proporcionando las directrices y normas que las empresas deben seguir.

Sin embargo, para una comprensión completa y adecuada de la contabilidad en España, es esencial considerar también otros reglamentos y principios, como los PCGA y el Código de Comercio.

¿Quién elabora el PGC?

El Plan General Contable (PGC) es elaborado por el ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas). Esta entidad es la responsable de establecer, aprobar y, cuando sea necesario, adaptar el PGC según las particularidades de los diferentes sectores de actividad económica en España.

El ICAC no actúa de manera aislada, sino que trabaja en estrecha colaboración con otros organismos y entidades para garantizar que el PGC esté alineado con las mejores prácticas y normativas internacionales.

Es importante destacar que el ICAC es una institución independiente, aunque está vinculada al Ministerio de Economía y Hacienda.

Esta vinculación le permite tener una perspectiva amplia y estar al tanto de las políticas económicas y fiscales del país, pero al mismo tiempo, su independencia garantiza que sus decisiones y directrices se basen en criterios técnicos y profesionales.

Por ello el ICAC es el guardián y principal artífice del Plan General Contable en España, asegurando que este documento refleje de manera precisa y actualizada las normas contables que deben seguir las empresas españolas.

¿Cuál es el objetivo de este “Plan”?

Su propósito principal es establecer criterios homogéneos para la elaboración, valoración y presentación de las cuentas anuales de las empresas que operan en el territorio español, así como para otras transacciones comerciales y financieras.

Finalidad del PGC:

La homogeneidad en la contabilidad es crucial para garantizar que la información financiera sea transparente, comprensible y útil.

Esta uniformidad tiene múltiples beneficios, entre los que destacan:

  • Facilitar la comparación entre sociedades: Al seguir un conjunto común de normas y criterios, es más sencillo comparar y contrastar la situación financiera y los resultados de diferentes empresas.

  • Garantizar el cumplimiento de la normativa: El PGC asegura que las empresas cumplan con las regulaciones y leyes contables vigentes en España.

  • Ayudar en el análisis de la actividad empresarial: Gracias al PGC, los analistas, inversores y otros interesados pueden entender mejor la actividad de una empresa y cómo ha evolucionado con el tiempo.

  • Detectar riesgos y errores: Una contabilidad clara y uniforme facilita la identificación de posibles problemas, desviaciones o errores en las cuentas de una empresa.

  • Controlar indicadores financieros: El PGC proporciona un marco que permite a las empresas monitorizar y gestionar de manera efectiva sus indicadores financieros clave.

  • Apoyar la toma de decisiones: Tener acceso a información financiera clara y coherente es esencial para que los directivos y otros responsables tomen decisiones informadas.

Este “Plan” no solo establece las reglas del juego en el ámbito contable en España, sino que también es una herramienta vital para garantizar la transparencia, la integridad y la utilidad de la información financiera.

Su objetivo es que tanto las empresas como el Estado, inversores y otras partes interesadas puedan tomar decisiones basadas en datos precisos y confiables.

Origen y evolución

El ámbito contable en España ha experimentado diversas transformaciones a lo largo de los años, y el Plan General Contable (PGC) ha sido el reflejo de estos cambios, adaptándose a las necesidades y directrices tanto nacionales como internacionales.

Historia del PGC:

  • Nacimiento en 1973: El Plan General Contable tuvo sus inicios en 1973, siendo establecido por el Real Decreto 530/1973 de 22 de febrero. Este fue el primer intento formal de estandarizar y homogeneizar la contabilidad en España, proporcionando un marco de referencia para las empresas del país.

  • Primera modificación en 1990: Con el objetivo de alinear la contabilidad española con las directrices europeas, se llevó a cabo una reforma del PGC en 1990, aprobada mediante el Real Decreto 1643/1990 de 20 de diciembre. Esta adaptación buscaba una mayor integración y coherencia con los estándares contables europeos.

  • Segunda modificación en 2007: La globalización y la necesidad de una contabilidad más transparente y comparable internacionalmente llevaron a una segunda reforma del PGC. Esta vez, el cambio vino motivado por la adaptación a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), que se habían convertido en el referente dentro de la Unión Europea. Esta reforma fue aprobada por el Real Decreto 1514/2007 de 16 de noviembre. Uno de los principales cambios fue el incremento en la información que las empresas debían proporcionar, enriqueciendo tanto el aspecto cuantitativo como el cualitativo de la contabilidad.

Nuevo Plan General de Contabilidad (NPGC):

Tras la reforma de 2007, debido a la profundidad y relevancia de los cambios introducidos, el PGC comenzó a ser conocido como Nuevo Plan General de Contabilidad.

Esta denominación refleja la modernización y adaptación del marco contable español a las tendencias y estándares internacionales.

En resumen, el PGC ha experimentado una evolución constante desde su creación, adaptándose a las necesidades cambiantes del entorno económico y financiero, y buscando siempre ofrecer una imagen fiel y transparente de la situación financiera de las empresas en España.

CARACTERÍSTICAS DEL PLAN GENERAL DE CONTABILIDAD (PGC)

El Plan General de Contabilidad es el marco normativo que rige la contabilidad en España.

A continuación, se detallan sus principales características:

  • Flexibilidad: El PGC no es rígido; por el contrario, está diseñado para ser adaptable. Proporciona un modelo que permite a las empresas crear y organizar su cuadro de cuentas según sus necesidades y características propias, garantizando que cada entidad pueda reflejar su realidad económica y financiera.

  • Abierto a modificaciones: La contabilidad es una disciplina viva que evoluciona con el tiempo. El PGC está diseñado para incorporar cambios derivados de nuevas leyes o avances científicos en el ámbito contable, garantizando su actualización y relevancia.

  • Enfoque exclusivamente contable: El PGC se centra en criterios financieros y económicos, dejando de lado aspectos fiscales. Esta característica puede generar, en ocasiones, discrepancias o conflictos cuando las normas contables y fiscales no coinciden.

  • Basado en principios: La esencia del PGC se sustenta en principios contables fundamentales. Estos principios, como la empresa en funcionamiento, devengo, uniformidad, prudencia, no compensación e importancia relativa, son la base que garantiza que las empresas ofrezcan una imagen fiel y transparente de su situación financiera.

  • Reconocimiento de distintos tipos de empresas: No todas las empresas son iguales, y el PGC lo reconoce. Distingue entre pequeñas y medianas empresas (Pymes) y microempresas, considerando sus particularidades y necesidades contables. Aunque existen normativas específicas para cada tipo de empresa, todas deben cumplir con ciertos criterios mínimos relacionados con el número de empleados y movimientos económicos.

ESTRUCTURA DEL PLAN GENERAL DE CONTABILIDAD (PGC)

El Plan General de Contabilidad (PGC) está estructurado en cinco partes fundamentales, que detallamos a continuación:

  1. MARCO CONCEPTUAL DE LA CONTABILIDAD

    • Definición: Es la base teórica del PGC y establece los fundamentos de la contabilidad en España.
    • Contenido: Define los requisitos de información de las cuentas anuales, los elementos de las cuentas, los criterios de registro y valoración, y la normativa aceptada.
  2. NORMAS DE REGISTRO Y VALORACIÓN

    • Definición: Establece las directrices para el registro y valoración de las operaciones económicas y financieras de una empresa.
    • Contenido: Detalla 23 indicadores que guían el proceso de registro y contabilización. Incluye novedades como el tratamiento de gastos de establecimiento, fondo de comercio, arrendamientos financieros, entre otros.
  3. CUENTAS ANUALES

    • Definición: Explica cómo presentar las cuentas anuales en el Registro Mercantil.
    • Contenido: Establece que la información debe ser relevante y fiel. Las cuentas anuales deben presentarse anualmente, y en ellas se deben incluir el Balance General, la Cuenta de Resultados, el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto, el Estado de Flujos de Efectivo y la Memoria Anual del ejercicio.
  4. CUADRO DE CUENTAS

    • Definición: Herramienta que muestra todas las cuentas contables que pueden incluirse en la contabilidad de una empresa.
    • Contenido: Organiza las cuentas en grupos y subgrupos según hechos económicos y naturaleza de la información. Cada grupo consolida la información de las cuentas o subgrupos inferiores. Se distinguen los grupos (más generales) de los subgrupos, cuentas y subcuentas (más específicos).
  5. DEFINICIONES Y RELACIONES CONTABLES

    • Definición: Detalla el uso y relación de las cuentas presentadas en el Cuadro de Cuentas.
    • Contenido: Establece dónde deben ubicarse los elementos patrimoniales en el “debe” y “haber”, y cómo se relacionan unas cuentas con otras al registrar operaciones.

Comparte en tus redes sociales.

Scroll al inicio
×

Hola! preguntame.

×